Varices y piernas cansadas. Hemorroides

Diurético (en casos de hipertensión y sobrepeso).

Resfriados, catarros. Infecciones respiratorias

Insuficiencia cardíaca leve. Alteraciones de las funciones cardíaca o circulatoria.

Sobrepeso. Saciante. Antienvejecimiento cutáneo.

Insuficiencia circulatoria (mejora el flujo sanguíneo en el cerebro). Vértigos y mareos.

Dolor articular. Patologías reumáticas

Diurético. Infecciones urinarias.

Intranquilidad. Relajante. Dificultad para conciliar el sueño.

Inflamaciones e infecciones de las mucosas. Desequilibrios hormonales femeninos

Estimulante del SNC. Antioxidante. Quemagrasas.

Inflamaciones y dolores osteoarticulares.

Tensión, ansiedad e irritabilidad. Insomnio moderado de origen nervioso.