NEO BLOG

Los diferentes tipos de tos en los niños

11/10/12 POR NEOVITALHEALTH | DEJA UN COMENTARIO
Los diferentes tipos de tos en los niños

Cuando nuestros hijos cogen algún tipo de resfriado más o menos fuerte, es habitual que acabe desembocando en algún tipo de tos que perturba el descanso de los niños y preocupa a los mayores. Por eso es importante saber qué tipos existen y cómo hay que identificar a cada una de ellas.

Las podríamos clasificar en 7 tipos:

–          Tos por cuerpo extraño: tos constante que no remite, pero que no va acompañada ni de fiebre ni congestión. Está presente durante todo el día. La causa puede ser que en alguna de las comidas nuestro hijo pueda haber ingerido una pipa o alguna otra sustancia que se le haya introducido en el pulmón. En estos casos de tos persistente, jamás se deben administrar antitusivos, hay que ir directos al médico.

–          Tos seca: de las más comunes, viene provocada por la inflamación de la laringe y normalmente es una de las consecuencias de un catarro. Suele ir acompañada de mocos y fiebre, por tanto no es motivo de preocupación, desaparecerá con el resfriado. Se pasa con reposo y sin medicación, normalmente.

–          Tos ferina: o bacteriana. Se caracteriza por presentarse en fuertes ataques que se reproducen cada X minutos y acompañada de un esputo blanco. Si pensamos que es tos de un resfriado pero no mejora al cabo de unos días, puede tratarse de este tipo. De nuevo, mejor que le vea el médico.

–          Tos nerviosa: viene provocada por una situación de estrés, y es repetitiva, pudiendo llegar a ser crónica. Más común en adultos. Desaparece en momentos de relajación, con lo cual es fácil de detectar.

–          Tos húmeda: con sonido de mocos, es una tos húmeda y que empeora a medida que avanza el día. Está relacionada con procesos infecciosos. Si es persistente, puede ser síntoma de una bronquitis. Debe ser evaluada y hay que evitar los jarabes antitusivos, mejor los líquidos que ayuden a disolver los mocos.

–          Tos con pitos: se caracteriza por sonar un pito cada vez que tose, lo que indica que el problema puede provenir de un cierre de los bronquios. Sin es en invierno puede ser una bronquiolitis, en primavera puede ser una alergia como el asma. Es necesario que sea diagnosticada lo antes posible.

–          Tos laríngea: la menos grave de todas, aunque de las más molestas, proviene de una inflamación de la laringe. Desaparece sola. Si en tres o cinco días no ha desaparecido, consultar a un especialista.

¿ Compartimos ?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja tu comentario

Nombre

E-mail

Comentario



Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar