Cápsula líquida

La cápsula líquida es la mejor galénica de liberación de ingredientes líquidos que existe en el mercado. Todo ello para proporcionar una eficacia mejorada.

El sellado de la cápsula líquida evita que los ingredientes que contiene en su interior se deterioren por el aporte de calor durante la fabricación, a diferencia de lo que ocurre con la perla convencional.

Este termosellado se realiza entre el cuerpo y la cabeza de la cápsula, fusionando ambas estructuras. En su interior se utiliza Nitrógeno como gas inerte, lo que evita la degradación de los ingredientes activos.

Además, la gelatina de la capsula líquida es totalmente estanca, lo que no sucede con una perla convencional, donde existen multitud de microporos que permiten el paso del aire al interior, lo que ocasiona la oxidación prematura de los principios activos.

Reducir la incidencia de enfermedades cardiovasculares

Combustión de grasas para la producción de energía

Equilibrio hormonal femenino