NEO BLOG

10 verdades sobre el sol

05/08/14 POR NEOVITALHEALTH | DEJA UN COMENTARIO
10 verdades sobre el sol

Aún existe un gran desconocimiento a la hora de tomar el sol. Es posible ponerse morena de forma segura sin arriesgar nuestra piel ni exponer nuestra salud.

  1. Cuando el cielo está nublado es necesaria la protección: En verano siempre hay que usar algún tipo de protección sobre todo  si se va a la playa o la piscina.
  2. Aunque estemos morenos nos podemos quemar: El bronceado no es un protector solar. Aunque se tenga el tono deseado debe aplicarse una crema con factor de protección.
  3. El protector solar deber renovarse cada 2 horas: No basta con ponerse protección por la mañana antes de salir de casa. Si se va a la playa o la piscina es importante ponerse protección cada vez que se sale del agua.
  4. Los días de mucho sol utilizar ropa oscura: La ropa clara puede resultar más fresca, pero deja pasar los rayos solares. La ropa negra, de un tejido ligero y transpirable, es mucho más segura en los días de sol muy fuerte.
  5. Proteger correctamente las zonas sensibles del cuerpo: Es importante proteger bien las zonas proclives a quemarse como la nariz, los labios, las orejas, los empeines, las rodillas y su parte trasera y la raya del pelo.
  6. No conservar la crema protectora del verano pasado: Los productos pierden efectividad de un año para otro y más si se han abierto. Protegerán mucho menos.
  7. El sol no cura el acné: El sol no elimina el problema, simplemente lo camufla mientras se está bronceado pero además puede resecar y quemar la piel. Imprescindible la protección  muy alta en estos casos.
  8. Si tomas el sol a partir de las 16h también hay que usar protector: Por la tarde el sol es menos agresivo porque no está tan alto en el cielo, pero debes protegerte igualmente con el factor que utilizas habitualmente.
  9. El protector más potente és el 50+: Desde 2006, la Comisión Europea ha establecido los índices de protección existentes en el mercado según su efectividad, y ya no llegan al 90. Es importante escoger una protección solar adecuada según tu fototipo. Protección baja: entre 6 y 10; Protección media: entre 15 y 26; Protección alta: entre 30 y 50; Protección muy alta: 50+.
  10. Un protector solar muy alto no impide el bronceado: Un protector solar muy alto evita que te quemes, que te afecten los rayos nocivos del sol y previene el melanoma y el envejecimiento prematuro. Puede que tardes más en broncearte, pero no impide que pase y, de hecho, lo hace de forma segura.
¿ Compartimos ?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja tu comentario

Nombre

E-mail

Comentario



Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar